TERAPIA DE PAREJA

A veces necesitamos a una tercera persona que pueda ver el conflicto desde fuera, sin posicionarse del lado de nadie y sin buscar culpables. Alguien que nos ayude a enfocar el problema desde otra perspectiva, que nos ayude a salir del bucle de los reproches y las acusaciones. Alguien que nos recuerde por qué queremos continuar juntos.

La terapia de pareja brinda la oportunidad de resolver algunos de los problemas que surgen en las relaciones, aportando un espacio seguro donde cada persona puede expresarse de manera honesta y respetuosa,  donde aseguramos que las necesidades y las emociones de cada persona son escuchadas, respetadas y atendidas. 

CRISIS DE PAREJA

Una de las definiciones de crisis es  "una situación grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso". Muchos pueden ser los motivos que han provocado que la relación de pareja llegue a esta situación límite y el futuro de la pareja va a depender, en gran medida, de cómo se afronte esta situación de crisis y por supuesto de los sentimientos que les sigan uniendo.

A veces los motivos son muy concretos: una infidelidad, diferentes formas de educar a los hijos, distanciamiento emocional y sexual, conflictos directos con la familia política, celos y dependencia emocional, violencia física o verbal... Pero en otras ocasiones es una combinación de todo lo anterior junto con falta de comunicación, cansancio, quejas sobre falta de implicación en los temas de la pareja, sensación extraña de no saber qué nos une a esa persona, frustraciones, hijos que se hacen mayores y dejan "el nido vacío", temas "boomerang" (van y vuelven constantemente), conflictos nunca resueltos...

Si encontráis motivos para seguir juntos y los dos os implicáis en trabajar para fortalecer vuestra relación, la terapia os puede ayudar con:

  • Problemas de comunicación

  • Falta de implicación emocional

  • Distanciamiento emocional y sexual

  • Problemas de confianza

  • Celos y dependencia emocional

  • Infidelidad

  • Conflictos con la familia política

  • Violencia física y verbal

  • Técnicas de resolución de conflictos

SEPARACIÓN Y DIVORCIO

Cuando una pareja decide poner fin a su relación siempre es difícil, para una de las partes o para ambas. Más aún cuando hay hijos de por medio. Es posible que la decisión haya sido conjunta y de mutuo acuerdo. Perfecto, seguramente no necesitéis asesoramiento o quizás unas pequeñas pautas para ayudar en el proceso. Pero también es posible que hayáis llegado a la decisión de separaros porque la comunicación se ha visto imposible o porque han sucedido cosas demasiado graves como para seguir juntos. En estos casos, llegar a acuerdos puede ser muy complicado y un buen asesoramiento psicológico puede resultar muy útil; como psicóloga experta en emociones os ofrezco orientación y acompañamiento para que la separación sea lo menos traumática posible para vosotros y para vuestros hijos.