TERAPIA FAMILIAR

La terapia familiar proporciona un lugar seguro para que todo el mundo pueda expresarse con respeto, para poder escuchar las necesidades y opiniones individuales. Un trabajo en grupo para mejorar el funcionamiento familiar, aumentar la comprensión mutua y el apoyo emocional entre todos los miembros de la familia, además de desarrollar estrategias de afrontamiento y habilidades de resolución de problemas. 

TERAPIA  FAMILIAR

La terapia familiar está indicada en aquellos casos en los que, por uno o diversos motivos, la unidad familiar al completo se está viendo afectada. El objetivo es resolver los conflictos que están produciendo el distanciamiento o las discusiones y mejorar la comunicación entre todos los miembros de la familia. En algunas ocasiones, la propia dinámica familiar o los estilos de comunicación aprendidos dificultan la convivencia; por eso es importante aprender a relacionarse de manera respetuosa, teniendo en cuenta las necesidades y las emociones de todos los miembros de la familia. En otras ocasiones, la familia ha sufrido una pérdida o ha recibido un diagnóstico médico que ha sacudido los cimientos de la familia.

La terapia familiar puede resultar de ayuda para tratar diferentes temas:

  • Problemas de comunicación

  • Estilos de educación de los hijos

  • Problemas de conducta infantil y adolescente 

  • Gestión de emociones

  • Experiencias traumáticas

  • Duelo y afrontamiento de enfermedades

  • Conflicto matrimonial

  • Separación y divorcio

  • Infidelidad

  • Abuso de alcohol y/o drogas​

FAMILIAS RECONSTITUIDAS

Las familias reconstituidas son aquellas que están formadas por una pareja adulta en la cual, al menos uno de los dos miembros, tiene un hijo de una relación anterior. Suponen varios retos: integrar diferentes estilos educativos y de convivencia, superar la pérdida del núcleo familiar previo (separación, abandono o fallecimiento) o convivir con posibles conflictos derivados de la anterior relación. Como psicóloga experta en emociones os ofrezco orientación y acompañamiento para que la transición y la convivencia sean lo más flexibles posible.

La terapia familiar puede ayudar a las familias reconstituidas en temas muy diversos:

  • Crianza de los hijos: establecer roles y normas de convivencia

  • Rechazo de la nueva pareja

  • Resolución de conflictos derivados de la convivencia y estrategias de afrontamiento

  • Falta de consenso familiar

  • Problemas de comunicación

  • Conflictos de la anterior relación que afectan a la convivencia